miércoles, 10 de septiembre de 2008

Bolsa Isotérmica Reciclada

Este proyecto que os presento hoy lo estuve realizando en la semana en que España ganó la Eurocopa, por esos días lejanos de antes del verano. Me acuerdo perfectamente porque, para aliviar los nervios que tenía en la final frente Alemania, me entretuve en colocar las pegatinas de la bolsa con Arturo, el hijo de unos amigos que vinieron a ver el partido a casa.



Para ser sinceros, la bolsa no me ha quedado muy elegante, más bien es “almodovareña” o, como dice mi amorcito, ideal para Paco Clavel cuando baja por el pan, pero el caso es que funciona y, total, para ir de casa al coche y del coche a la oficina y viceversa pues no me importa que sea un poco hortera, es más, hasta me da orgullo, esa especie de orgullo hortera cuando se trata de algo que has hecho tú misma.

Cuando empecé la dieta me propuse llevarme al trabajo todo lo que necesitaba comer al cabo del día, para no caer en la tentación de comer bollitos y cosas malas. Pero necesitaba para eso una bolsa isotérmica grande donde me cupiese todo. Las neveras portátiles eran demasiado aparatosas y caras, y tampoco necesitaba una cosa demasiado profesional porque como el trayecto desde la nevera de casa a la nevera de la oficina es sólo media hora, la comida no se echa a perder. Y, con lo culo inquieto que me he vuelto para las manualidades últimamente, pues enseguida mi cabeza se puso a inventar……

Aquí os dejo el paso a paso de lo que hice jajajaja, no os riáis mucho ¿vale? Alguien puede adaptar alguna idea para hacer otra cosa más elegante ¿no?

Los materiales que utilicé son los siguientes, todos de reciclaje, por supuesto:

- 2 garrafas de agua mineral de 8 litros (vacías)
- 2 rollos de cinta adhesiva de aluminio
- 1 quitasol de coche viejo
- pegatinas decorativas con motivos de cocina
- cordones de plástico de colores
- 1 cutter
- 1 punzón

Tanto la cinta adhesiva como las pegatinas y los cordones de plástico los encontré en una tienda de todo a cien muy baratos.

Empecé cortando con el cutter la parte superior de las garrafas y uniéndolas entre si con cinta adhesiva. Queda como una especia de cápsula muy curiosa.


Luego, con mucho cuidado recortamos la parte superior por tres lados y doblamos el cuarto lado hacia atrás para darle flexibilidad a la tapa. Protegemos los cortes con cinta.



Ahora viene la parte más trabajosa, que consiste en forrar con el quitasol toda la bolsa-cápsula. Podemos usar pegamento para afianzar más la unión, pero yo utilicé sólo la cinta adhesiva. Eso sí, no escatimé en usarla tanto como era necesario. Los mensajes de publicidad que tenía el quitasol los cubrí con más cinta de aluminio.




Es importante cubrir toda la bolsa tanto por fuera como el interior de la misma para que los “poderes isotérmicos” sean lo mejores posibles.

A partir de aquí, por alguna razón que desconozco, posiblemente por la emoción del fútbol jeje, dejé de hacer fotos. Lo siento. Pero es fácil imaginar cómo se pasa de un estado a otro.

Estas fotos las hice el otro día (después de haber tuneado la mesa de la terraza). Como veis le añadí una cinta para llevarla al hombro, aunque me ha quedado un poco corta, y la terminé de decorar con cientos de pegatinas.

Para coser el asa al cuerpo de la bolsa-cápsula utilicé los cordones de plástico y un punzón para hacer los agujeros por donde pasarlos.

Usé la misma técnica para fabricar un broche para cerrarla.


Perdonad la calidad de las fotos, pero como es un material reflectante no salen bien, o mejor dicho, yo no sé hacerlas mejor….




Paco dice que más que una bolsa parece un satélite espacial para mandar a Laika a la Luna….. pobrecita Laika, yo no la mandaría nunca tan lejos, jo…..

Pues ahí es donde todos los días meto mi comida para la oficina y tan chula que voy mirusté :-)

8 comentarios:

sonarwen dijo...

Jo hija!!! que mente la tuya.... a mi no se me habría ocurrido jamás de los jamases!!! pues será pelín hortera... pero a mi me mola!!! es de esos que la gente te mira en el metro (si vivieras acá,claro) como diciendo "que coño llevará ahí??..." pero tú vas toda feliz-.... las pegatinas que has puesto!! qué recuerdos!!... cuando yo tocaba en mi grupillo adolescente, mi bajo estaba repleto de este tipo de pegatinas.... jejeje... ¡¡qué recuerdos!! (bueno, mi primer bajo... que el segundo que ya era mejor y más bonito le dejé tal cual...)... en fin... que te has aficionado a la cinta americana esa plateada... mi caravana está repleta de eas cinta... que hay que sujetar algo en el avance, pues con cinta americana, que hay que tapar un agujero del granizo, pues cinta americana.....jejejejeje......

Josep dijo...

Si em dones el teu permís, empraré alguna de les teves propostes per a una assignatura de Ciències Ambientals.

Per cert, el blog molt bo.

KELRA dijo...

Pero Virginia, ¿Como me habia perdido yo este blog?...

Ayssssssssss que cabeza la mia, miro que miro siempre los otros dos.

La bolsa ha quedado genial, sera que yo soy un poco hortera tambien, pero vamos que me encanta.

Vaya manitas tienes, que suerte.

Un besotazo grande.

fm DesigN dijo...

Muy lindo, te felicito!

zamarya.velasquez@gmail.com dijo...

me parece muy buena la idea,ademas lo mejor de todo es reciclada...
que no tenemos creatividad y solo queremos consumir no no no hay que poner la cabeza y las manitos a trabajar
felicidades me encanta tu blog

Pepa dijo...

si que te ha quedao pelin hortera, jijijiij, pero la idea me parece genial, y creo que se podría rematar muy guay forrándola con tela de alguna cosa vieja: unos vaqueros, una bandolera de esas que te dan en los cursos, un impermeable viejo...

Anónimo dijo...

Por que no:)

SERPENPIEDRAS dijo...

Oye, me tope con tus cositas, eres genial y creativa amiga!!! ademas me encanta como narras...saludos!!!

¿ insaciable ?